¿QUÉ ES EL ÁCIDO FÓRMICO? » Usos, beneficios y riesgos

El ácido fórmico, también conocido como ácido metanoico, forma parte de los ácidos orgánicos y pertenece a la familia del ácido carboxílico.

Es considerado como el más sencillo de los ácidos porque contiene un sólo átomo de carbono, siendo su fórmula química de un grupo funcional ácido unido a un hidrógeno H-COOH (CH2CO2).

Es una sustancia muy fascinante por sus usos en diferentes industrias como la agricultura y la medicina. Además produce algunos efectos e interacciones muy interesantes.

Origen

El naturalista inglés John Ray fue el primero en aislar el ácido fórmico. En 1671 lo destiló por medio de la trituración de un montón de hormigas rojas.

La especie de hormigas utilizadas por el naturalista fue la Fórmica rufa, por este motivo bautizó al ácido destilado como fórmico, que proviene del latín «formica» que significa hormiga.

Síntesis artificial

laboratorio químico

El ácido fórmico fue sintetizado artificialmente por primera vez en el año 1831 por el químico francés Théofile-Jules Pelouze.

De acuerdo a la bibliografía, el ácido fórmico sintetizó a partir de la reacción del ácido cianhídrico con ácido clorhídrico y ácido sulfúrico concentrado.

No obstante, actualmente existen trabajos de sintetización artificial de este ácido derivados del trabajo realizado por otro químico francés, Pierre Eugene Marcellin Berthelot, entre 1855 y 1856.

Propiedades físicas y químicas

En su estado natural es líquido, incoloro y presenta un olor irritante persistente, muy parecido al del vinagre.

Debido a su cadena carbonatada muy corta y fácilmente ionizable, es soluble en agua, alcohol y éter.

Con un valor de acidez de 3,75 pKa es un ácido de origen natural relativamente fuerte. Su peso molecular es de 46,03 g/mol.

Cuando entra en contacto con ácidos fuertes produce monóxido de carbono, y se descompone al calentarse intensamente.

Es una sustancia muy corrosiva, por eso se debe tener mucho cuidado al manejarla. Si tiene contacto con los ojos, piel o tracto respiratorio puede dar lugar a acidosis y edema pulmonar.

Al ser ingerido puede provocar daño hepático, vómitos, dolor abdominal y quemaduras. Y si es absorbido a través de la piel puede causar quemaduras, enrojecimiento y dolor.

Producción del ácido fórmico en la naturaleza

hormiga roja

El ácido fórmico es el que inyectan algunas especies de hormigas mediante la mordedura y algunas abejas al picar.

También se ha determinado que el ácido fórmico está presente como componente natural de la miel.

La ortiga, una planta conocida por liberar una sustancia que produce escozor en la piel, genera ácido fórmico junto con ácido oxálico y ácido tartárico, causantes del picor que producen.

Ciertas bacterias pueden producir ácido fórmico en una reacción catalizada por el enzima piruvato-formato liasa a partir del ácido pirúvico.

También ha sido detectado en la troposfera y es considerado como el causante de la lluvia ácida.

Aplicaciones del ácido fórmico

El ácido fórmico se utiliza en numerosas industrias como en la industria farmacéutica, química, textil y de la goma.

En la industria farmacéutica se utiliza para producir medicamentos que eliminen callosidades o verrugas.

Tiene un amplio uso en la agricultura, siendo el porcentaje de uso de ácido fórmico muy alto en todo el mundo.

Entre sus usos en la industria de la agricultura destaca como pesticida y conservante antibacteriano.

No obstante, se utiliza más comúnmente como aditivo alimentario para el ganado. Esto con la finalidad de prevenir el crecimiento de bacterias patógenas en el sistema digestivo.

Este compuesto también es una parte importante en la industria de producción de cuero. Se utiliza para desgrasar y remover el pelo de los cueros, debido a sus propiedades ácidas.

También se utiliza en el proceso de teñido y acabado de textiles, y como coagulante en muchos procesos de fabricación de caucho.

En la industria petrolera se utiliza como parte de los fluidos de estimulación durante la perforación de pozos.